Nuestros consejos para tener éxito en tus encuentros

Artículo 24

Algunos miedos que hay que perder para experimentar el amor (I)

Una de las razones por la que las personas pasamos la mayor parte de nuestra vida adulta en busca del amor, o en caso de haberlo encontrado, intentando hacer que se mantenga y siga creciendo, es porque se trata de una de las sensaciones más placenteras y gratificantes que se pueden experimentar.

Cabe preguntarse entonces por qué iniciar una relación amorosa despierta en muchos de nosotros tantos miedos irracionales, a veces incluso paralizantes. Aquellos que han vivido el amor probablemente hayan vivido también el dolor del desamor. Cuando una relación llega a su fin, a la confusión que conlleva pensar "por qué ha terminado", se añade también el dolor de sentirse rechazado y abandonado. De esta forma, ante la perspectiva de una nueva relación afectiva, surge en nosotros el miedo al rechazo y al desencuentro, ya que nadie quiere volver a pasar por lo mismo o por algo parecido.

Para saber cómo manejar esos miedos, primero tenemos que saber en qué consisten. El miedo es una señal que se dispara en el cuerpo y que nos avisa de lo que nos está ocurriendo. A veces nos advierte de que estamos metiéndonos en una situación para la que no tenemos recursos adecuados o suficientes. Por eso es tan importante analizarla, es decir, identificar dicha situación y buscar alternativas de afrontamiento, evitando así futuros males mayores.

A continuación vamos a ver cuáles son los miedos más frecuentes en las relaciones amorosas, y qué podemos hacer para superarlos.

1. Miedo a no gustar. Cuando conocemos a alguien puede ocurrir tanto que gustemos como que no, y en principio eso está bien, ya que también a nosotros habrá gente que nos guste y otra que no. Si se trata de una larga historia de "no gustar", quizás tengamos que hacer un análisis de cómo nos acercamos y presentamos a los demás:

  • - ¿tenemos temas de conversación?
  • - ¿nos interesamos por los demás sin entrar en intimidades?
  • - ¿somos personas positivas o negativas cuando hablamos?
  • - ¿somos conscientes de nuestro lenguaje no verbal?
  • - ¿intentamos que el rato que pasamos junto a alguien sea agradable o estamos esperando a que el otro nos lo haga agradable?, etc.

En otras ocasiones, nos empeñamos en gustar a quienes no gustamos, y eso es un error que hay que evitar. Si no le gustamos a alguien después de haber desplegado nuestro mejor repertorio, respetaremos su opinión y centraremos nuestra atención en otras personas ¡Recuerda que el tiempo pasa mejor en buena compañía!

Nota a tener en cuenta: en ocasiones somos nosotros mismos los responsables de nuestro sufrimiento, no sólo porque, al fin y al cabo, seamos los responsables últimos de nuestra vida, sino porque a veces también tendemos a forzar en la otra persona sentimientos que no tiene.

2. Miedo a estar solo. La soledad es una de las experiencias más extrañas a la condición humana, pues lo que somos se debe a nuestra condición de especie social. Por esta razón, cuando estamos solos nos sentimos vulnerables, con la sensación de necesitar de alguien para poder salir adelante. Aunque se podría considerar normal, hoy en día sabemos que es preciso aprender a estar solos, sobre todo si tenemos en cuenta la calidad que esperamos de las relaciones de pareja.

Estar con uno mismo resulta muy saludable para saber lo que uno quiere y lo que no; en lo que se es bueno o se es torpe; si se es tranquilo o activo; si se tiene tendencia a aprovechar el tiempo o a perderlo; en fin, conocerse un poco más a fondo es el mejor modo para conseguir tener una relación que funcione, ya que elegiremos con criterios más afines o complementarios a nosotros.

Nuestra recomendación es no elegir pareja desde el miedo a la soledad. Elegir a la primera persona que pasa para no estar solo tiene muchas probabilidades de acabar en un rotundo fracaso. Además, también es tremendamente injusto para el que pasaba por ahí y no pensaba que le estaban eligiendo como alternativa a la soledad, sino por sus cualidades personales.

(continuará...)

Encuentra personas
verdaderamente compatibles contigo

  • Realiza gratuitamente nuestro Test de Afinidad
  • Descubre tu selección de solteros
  • Ponte en contacto

Ayuda en línea

Encuentra todas las respuestas
a tus preguntas: