Nuestros consejos para tener éxito en tus encuentros

Artículo 29

Relaciones a distancia: consejos para llevarlas mejor

Las relaciones a distancia no son un invento exclusivo de Internet, pues desde hace cientos de años existen maneras de formalizar relaciones entre personas distanciadas geográficamente, especialmente si había existido un acuerdo prematrimonial o si el marido se encontraba ocupado en guerras o conquistas. Pero sí es cierto que la red ha facilitado que personas que probablemente nunca hubiesen tenido la oportunidad de encontrarse, ahora puedan conocerse e incluso establecer relaciones duraderas gracias a este entorno tan particular.

Si ya estáis intercambiando correos con alguien que os gusta y parece que la cosa vaya en buena progresión, os hacemos la primera recomendación con la que ya estaréis familiarizados: ante la imposibilidad de conocer a la persona físicamente porque la distancia sea excesiva, haced todo lo posible por conoceros vía webcam. El contacto telefónico también es aconsejable, pero suele ser insuficiente. La voz y la forma de hablar proporcionan algunos datos sobre la persona, pero en una proporción insuficiente para determinar si se trata de una posible futura pareja.

Si los sentimientos empiezan a ser fuertes y consolidados, es importante que vayáis planificando visitas que puedan alternarse, primero en el país de uno, luego en el del otro, y también en lugares intermedios. Antes de tomar ninguna decisión definitiva, os sugerimos pasar algunas vacaciones o estancias algo más largas, si es posible que incluyan vida cotidiana. Por ejemplo, Mike y Vivienne estaban ya pensando seriamente en establecer una relación más formal. El trabajo de Vivienne era más estable y Mike, que se dedicaba a la informática, tenía más facilidad para desplazarse. Antes de cambiar de trabajo, decidió pasar un par de meses en la ciudad de Vivienne, alquiló una habitación pues Vivienne todavía vivía con su familia, aunque pasaba mucho tiempo con Mike. Cuando confirmaron que, aparte de gustarse y quererse, podían tener proyectos comunes y una convivencia agradable, Mike se trasladó definitivamente a la ciudad de Vivienne.

Otras parejas han buscado soluciones en ciudades intermedias, de manera que ambos estaban en igualdad de condiciones: nuevos amigos, nuevo trabajo, nuevo entorno y nueva vida.

En algunos casos, la relación no llega a prosperar después de conocerse físicamente, pero es importante tener en cuenta que el fracaso no es que una relación se termine, sino empeñarse en que continúe cuando no da ya más de sí. Cuando uno lo ha intentado, aunque no salga bien, su bagaje y su experiencia le enriquecen.

Todo lo que nos ocurre, bueno o malo, podemos utilizarlo para crecer como personas, no para hacernos más resentidos. Los seres humanos somos más felices cuanto más y mejor nos relacionamos. Aunque una relación empiece y se desarrolle en la distancia, ésta no existe para el corazón y el amor.

Encuentra personas
verdaderamente compatibles contigo

  • Realiza gratuitamente nuestro Test de Afinidad
  • Descubre tu selección de solteros
  • Ponte en contacto

Ayuda en línea

Encuentra todas las respuestas
a tus preguntas: